fbpx
Seleccionar página

Si tras analizar cuidadosamente la situación ha decidido poner fin a su matrimonio, es probable que no tenga claros los pasos que ha de seguir de aquí en adelante. Este post pretende ayudarle en este delicado momento, orientándole en con unos sencillos apuntes que seguro le serán de utilidad.

Podrá presentar la solicitud de divorcio una vez transcurridos al menos tres meses desde la unión de la pareja y es imprescindible contar con, al menos, dos figuras: un abogado y un procurador. Y es por ello por lo que es de vital importancia contar con profesionales que puedan asesorarle adecuadamente y que le acompañen durante todo el proceso solventando todas las dudas que puedan surgir y, más importante aún, guiándole en la toma de decisiones, que puede ahorrarle tiempo, dinero y muchos disgustos.

En lo que se refiere a los tipos de divorcios hay que diferenciar entre de mutuo acuerdo y contencioso. En el primero, los cónyuges presentarán la demanda de forma conjunta, mientras que en el segundo caso, es sólo uno de los miembros de la pareja el que expresa su deseo de poner fin a la relación.

Con respecto a la documentación a presentar, destaca el convenio regulador, el documento que regirá a partir de ese momento la relación de la pareja en temas tan importantes como una posible pensión compensatoria, el uso y disfrute de los bienes que se hayan podido generar durante el matrimonio, y lo más importante, los derechos y deberes de ambos cónyuges en lo que se refiere a la patria potestad, la guarda y custodia y el régimen de visitas de los hijos, si los hubiera.

Dicho convenio puede ser acordado por los cónyuges y presentado junto a la demanda de divorcio o, por el contrario, regulado por un juez una vez comenzado el proceso de disolución del matrimonio. Dada la importancia del documento, en ocasiones se cuenta con un mediador familiar, que ayudará a minimizar los conflictos que puedan surgir a lo largo de la negociación, siendo una figura clave en los procesos de divorcio contenciosos con posturas muy enfrentadas.

Estos son sólo unos primeros esbozos de lo que usted necesita saber para poder enfrentarse de la mejor forma posible al proceso que ahora comienza. Poco a poco iremos ampliando los temas que más le preocupan y que le ayudarán a sobrellevar esta situación tan delicada.