fbpx
Seleccionar página

Cuando se produce una crisis de pareja y se han puesto en marcha todos los medios para darle solución y se han quemado todos los cartuchos, se hace necesario ponernos en manos de profesionales.

Una ruptura de pareja no significa un conflicto entre las partes. En la vida no todo dura para siempre, y en ocasiones, el amor tampoco.

A veces, en el amor, las cosas tienen principio y fin, pero no debemos olvidar que, aunque se acabe, aquella persona con la que decidimos compartir nuestra vida y con la que hemos estado durante todo este tiempo, no debe pasar a convertirse en nuestro enemigo, no debemos consentirlo, porqué sí con ella compartimos tantos años y tantas cosas buena y malas, e incluso hemos llegado a tener hijos con ella, sería por algo, y aunque la relación llegué a su fin, la sensatez y el respeto, no se deben perder.

Al igual que cuando uno está enfermo, acude al especialista, en esta ocasión, también.

Gracias al asesoramiento de profesionales como los que conforman el Equipo de Divornet, encajaréis y afrontaréis esta situación tan delicada, de la manera más racional y ecuánime posible.

Todas tus preguntas tienen respuesta y estamos aquí para dártelas.